Consejos prácticos para no declinar al emprender un negocio…

La mayoría de los emprendedores deciden empezar un negocio para poder independizarse económicamente y poder así llevar la vida que siempre quisieron. Algunos tienen la fortuna de haber nacido o de haberse enrolado en un ambiente favorable a los negocios, por lo que constituir uno para ellos era cuestión de que se animen y listo.

Pero qué pasa con los que para llegar a alcanzar el éxito que anhelan con ansias tienen que trabajar el doble o el triple de lo que los afortunados podrían realizar. Estas personas no sólo tienen que afrontar a duras penas su mala situación económica sino que encima tienen que romper con los prejuicios y trabas puestas por la sociedad misma e incluso por la burocracia, muchas veces insensible a la realidad.

Si bien es cierto que el camino a seguir estará plagado de muchos obstáculos, todos los emprendedores y especialmente los menos favorecidos, deberían apostar por hacer realidad sus sueños pase lo que pase. Es verdad que no todos lograrán estar en la meta, pero los que sí servirán de ejemplo para quienes decidan en el futuro montar su propia empresa, hasta podrían ser sus propios hijos o algún familiar los que quieran dar ese importante paso.

Ya son muchos los casos de éxito que son tomados en cuenta para motivar a emprendedores novatos. Se suele mencionar a las más grandes corporaciones y cómo es que sus fundadores hicieron para conseguir lo que ahora el mundo admira con respeto y a veces con envidia. También, lógicamente, se habla de los empresarios locales y cómo es que el país que los vio nacer resultó ser más provechoso que los territorios extranjeros, aquellos llamados “países de las oportunidades”.

El mundo ha cambiado, la mayoría de los profesionales egresados deciden quedarse en su país de origen para emprender y de seguro que esto se mantendrá o quizás aumente debido a la recesión económica que atraviesan las naciones desarrolladas.

Nadie podrá dudar del ingenio del ser humano para crear e innovar con el transcurso del tiempo. Estas habilidades muchas veces son motivadas por la necesidad más que por el espíritu emprendedor, pero de esta manera también han surgido respetables empresarios que ahora conocen del tema más que cualquier experto.

No obstante, así como se crean en el mundo entero varios tipos de negocios, muchos de estos no duran y a los dos o tres años se van a la bancarrota. Pero por qué sucede esto, se cree que la capacidad para crear empresa existe y se está incrementando por diversos factores, lo que no se tiene es la capacitación suficiente para actualizar, adaptar y reinventar esas ideas de negocios. Por estas razones es que hasta las más reconocidas organizaciones se han ido a la quiebra.

El mundo cambia constantemente, y con este, es obvio que todo debería cambiar simultáneamente para que haya un cierto equilibrio, en este caso del sector empresarial. Cada vez más salen nuevos conceptos de marketing, mercadotecnia o de ingeniería de procesos, los que pasados un tiempo se vuelven a renovar para gestionar aún mejor a los negocios.

Si alguien decide ignorar estos cambios, entonces en el futuro lamentará no haber invertido en información relevante para hacer crecer a su empresa. Y es que además de la motivación, fuerza de voluntad, constancia y perseverancia, también es importante contar con la inteligencia y el tacto empresarial para tomar las mejores decisiones en pro del desarrollo de cualquier institución.

Tal vez tú seas el próximo emprendedor de éxito que diga: “me ha ido bien porque he hecho lo que me ha gustado”. Esta frase puede que esté en la mente de una infinidad de empresarios y ese es precisamente uno de los secretos para alcanzar tus sueños, emprender sobre lo que más te agrade para que te mantengas contento poniéndolo en práctica.

La competencia de hoy en día es muy fuerte capaz de hacer declinar hasta al más experimentado empresario, pero esto jamás sucederá si es que antes se toman las medidas necesarias para hacer frente tanto a la competencia como a las crisis de los mercados que alguna vez puedan tocar nuestra puerta. Recuerda que nadie podrá hacerte pensar que hay algo que no puedas hacer, con más razón si es esa idea de negocios que tanto te apasiona.

…..fuente: America Publicaciones. web: http://americapublicaciones.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *