El Banco Mundial y la Fundación Novak Djokovic se asocian para promover en Serbia y en todo el mundo el desarrollo del niño en la primera infancia

Nueva York, 26 de agosto de 2015. El Banco Mundial y la Fundación Novak Djokovic han anunciado hoy lo que supondrá un notable estímulo para niños y niñas de todo el mundo: una nueva asociación para promover el desarrollo en la primera infancia. Dicha asociación se dedicará, entre otras actividades, a fomentar mundialmente la importancia de invertir desde el comienzo en la vida de niños y niñas, y a brindar ayuda a los niños desfavorecidos de Serbia, país natal de Novak Djokovic.

La iniciativa conjunta, denominada Early Wins for Lifelong Returns (“Triunfos tempranos, beneficios para toda la vida”), combina los programas del Banco Mundial de desarrollo en la primera infancia y el profundo conocimiento de dicha entidad en esa materia, con el poder del compromiso del tenista serbio Novak Djokovic para atraer sostenidamente la atención sobre los beneficios sociales y económicos que brindan los programas de desarrollo en la primera infancia a niños y niñas de todo el mundo. Novak Djokovic, número uno del tenis masculino mundial, creó la fundación que lleva su nombre, centrada principalmente en el desarrollo en la primera infancia.

El anuncio de la nueva asociación, una semana antes del comienzo del Open de Estados Unidos, tuvo lugar durante una conferencia de prensa en la ciudad de Nueva York, convocada por el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, y el propio Djokovic. En la misma conferencia de prensa, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) anunció también el nombramiento de Djokovic como embajador de buena voluntad para el desarrollo del niño en la primera infancia.

En el marco de esta iniciativa, el Banco Mundial y la Fundación Novak Djokovic trabajarán en Serbia junto con el Gobierno del país a fin de generar condiciones equitativas para los niños y niñas de corta edad provenientes de familias pobres y desfavorecidas. Como primer paso, el Banco Mundial está en tratativas con el Gobierno de Serbia para implementar en los próximos años un proyecto por un monto de hasta US$50 millones en favor de la educación incluyente y del desarrollo del niño en la primera infancia. El proyecto deberá recibir la aprobación del Directorio del Banco y del Parlamento serbio. La Fundación Novak Djokovic movilizará recursos adicionales para el desarrollo en la primera infancia a través de asociaciones con el sector privado y donaciones individuales.

“Todos los niños y las niñas merecen igualdad de oportunidades en la vida; sin embargo, millones de ellos no llegan a alcanzar todo su potencial a causa de la pobreza, la alimentación deficiente y la escasez de oportunidades de aprendizaje y estimulación precoz”, manifestó el Sr. Kim. “Es para mí un gran placer anunciar esta nueva asociación con la Fundación Novak Djokovic, que nos ayudará a llegar hasta esos niños y a brindarles un comienzo justo en la vida. Trabajando juntos (en colaboración con Gobiernos nacionales como el de Serbia, con asociados como UNICEF, con organizaciones de la sociedad civil y fundaciones, y con campeones como Novak Djokovic) podremos lograr triunfos tempranos que en el mañana generarán enormes beneficios, tanto para Serbia como para el resto del mundo”.

Diversos estudios rigurosos muestran que los niños que participan en programas adecuados de desarrollo en la primera infancia aprenden mejor cuando ingresan en la escuela primaria y ganan salarios más altos cuando son adultos. Las inversiones realizadas en los primeros años de vida a través de estos programas (que abarcan los aspectos físicos, socioemocionales, lingüísticos y cognitivos del desarrollo) brindan a los niños desfavorecidos una oportunidad de prosperar, gracias al efecto positivo que tienen sobre su aprendizaje y su productividad en el curso de la vida.

En Serbia, solo la mitad de todos los niños y niñas de entre tres y los cinco años recibe enseñanza preescolar. Menos del 10 % de los niños de las familias más pobres del país asiste a establecimientos de enseñanza preescolar. De hecho, entre los que pertenecen a la minoría étnica romaní y viven en asentamientos informales, la asistencia a instituciones de enseñanza preescolar cae hasta un 6 %. Afrontar este problema es fundamental para romper el ciclo de la pobreza y mejorar la competitividad y productividad de Serbia a largo plazo.

“Hoy es un gran día para nuestros niños y niñas”, declaró Djokovic. “Gracias a la asociación entre el Banco Mundial y la Fundación Novak Djokovic, se podrá hacer mucho más en los próximos años para mejorar en mi país la calidad de la educación en la primera infancia y ampliar el acceso a ella. Los primeros años en la vida tienen una importancia fundamental: la mayor parte del desarrollo cognitivo y social se produce antes de los cinco años de edad. Por consiguiente, tenemos que asegurarnos de que todos los niños y niñas tengan igualdad de oportunidades para crecer y desarrollarse como ciudadanos del mundo productivos y solidarios. Yo tuve la suerte de recibir ese apoyo esencial en mi infancia y, por eso, mi sueño ahora es que todos los niños y niñas, en Serbia y en el mundo, puedan desarrollar todo su potencial único.”

“En Serbia hay más de 2500 localidades que no tienen centros de enseñanza preescolar. La educación de niños y niñas de tres a cinco años es uno de los puntos débiles del sistema educativo, a pesar de la importancia que tiene en la educación y el desarrollo posteriores”, añadió Djokovic. “El sistema educativo de Serbia enfrenta numerosos problemas: capacidad insuficiente, distribución desigual de los centros de enseñanza, restricciones financieras en las familias pobres, falta de comprensión adecuada sobre la importancia de la educación preescolar y falta de diversidad de programas y de prestadores de servicios. Esperamos lograr que todo esto cambie para mejor”.

Djokovic invitó a otras organizaciones, incluidas las empresas, a aunar esfuerzos para hacer frente a estos desafíos. “Esperamos que sean muchos los que se solidaricen con esta causa, porque solo si trabajamos juntos podremos conseguir grandes cosas para los niños”, manifestó. “Si les proporcionamos un comienzo justo en la vida, estaremos mejorando el futuro de toda nuestra sociedad”.

Durante la presentación de la asociación, Kim y Djokovic firmaron un memorando de entendimiento para definir la colaboración entre el Banco Mundial y la Fundación Novak Djokovic, destinada a lograr sus objetivos comunes respecto del desarrollo en la primera infancia y la educación incluyente.

Entre las principales actividades de la nueva asociación, figurarán promover en todo el mundo la importancia de la educación en la primera infancia y trabajar para ampliar el acceso a programas adecuados de desarrollo en la primera infancia dirigidos a niños y niñas desfavorecidos de Serbia y de otros sitios.

“El Gobierno de Serbia recibe con agrado la nueva asociación entre la Fundación Novak Djokovic y el Banco Mundial”, declaró Dusan Vujovic, ministro de Finanzas de Serbia, presente en el acto. “Serbia está emprendiendo reformas complejas que ayudarán a restablecer el crecimiento económico y la competitividad. El éxito de esas reformas estriba en la capacidad de Serbia para potenciar la calidad de su capital humano, con miras a lograr un incremento sostenido de la productividad. Somos conscientes de que invertir en la infancia es un factor clave para lograr esa mejora del capital humano y mayor competitividad, además de ser el mejor modo de garantizar una sociedad justa y equitativa en el futuro. Por este motivo, vamos a sumarnos a esta iniciativa a través de un nuevo proyecto financiado por el Banco Mundial y diseñado para apoyar la educación incluyente y el desarrollo del niño en la primera infancia”.

Si bien la preparación de esta iniciativa se encuentra en las fases iniciales, es probable que el proyecto educativo respalde la construcción de nuevos centros de enseñanza preescolar y la reconversión de aulas subutilizadas de enseñanza primaria en dependencias preescolares, la mejora de la calidad de la enseñanza y el aprendizaje en los centros preescolares, y al incremento del acceso a recursos económicos para familias de ingreso bajo.

La asociación llega en un momento significativo para el desarrollo mundial. Se espera que dentro de un mes, los países miembros de las Naciones Unidas adopten un conjunto de metas internacionales conocidos como los objetivos de desarrollo sostenible. En reconocimiento de la importancia de invertir desde los primeros años para obtener beneficios durante toda la vida, uno de esos objetivos postula que para 2030 todas las niñas y los niños tengan acceso a servicios de calidad de atención y desarrollo en la primera infancia y enseñanza preescolar.

FUENTE: bancomundial.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *